Principio de funcionamiento

El abrasivo se introduce en el depósito y, cuando comienza el ciclo de trabajo, se dosifica mediante la válvula de regulación para abrasivo situada en la parte inferior del depósito y se mezcla con el aire comprimido procedente de la red.

La mezcla así compuesta se desplaza por el tubo para abrasivo para luego salir por la boquilla de enarenado donde el abrasivo sufre una aceleración que lo lanza a altísima velocidad contra el soporte a tratar. La velocidad de salida, trabajando a una presión de 7 bares, gira en torno a los 80 mt/seg.