Restauración

En la restauración, la operación de enarenado se utiliza adoptando posturas particulares para poder utilizar polvo muy fino, también no abrasivo, proyectado en cantidad muy modesta a una presión muy baja. La aplicación normalmente se orienta a efectuar operaciones de limpieza de contaminación o de grafitis en monumentos, fachadas de iglesias o de edificios de época.